Prevención rabia y protocolo establecido en caso de ser mordido por un animal

0
770

En el día de hoy se denunció en varios medios que un perro pitbull había mordido a cinco niños. Más tarde el Departamento de Salud informó que debió activar su protocolo para tomar medidas profilácticas contra un posible contagio de rabia. Para esto, consultó con un médico veterinario que cumplió con el único proceso científico y clínico disponible para la confirmación definitiva de si un animal portaba o no el virus de la rabia. Ese procedimiento implica la necesidad de sacrificar al animal y luego decapitarlo para hacer las pruebas correspondientes a los tejidos del cerebro.

Precisamente porque éste es el remedio clínico para diagnosticar o descartar si un animal es portador del virus letal de la rabia, es indispensable que los dueños de mascotas cumplan con su responsabilidad de vacunarlos. Esta medida, no sólo protege su salud, sino también su vida, en caso de que el animal ataque a alguien.

La muerte del animal puede evitarse con cumplir con el sencillo proceso de vacunación y guardar en un lugar seguro el certificado que expide el veterinario certificado y colegiado al momento de vacunar al animal y que siempre debe estar acompañado por el sello oficial. Este can habría podido salvarse si su dueño hubiera tenido evidencia de su vacunación. Al mismo tiempo, se eliminaría el riesgo de contagio con rabia en los niños que fueron mordidos.El tema de prevención de la rabia es un asunto de salud pública y los dueños de mascotas son la primera línea de defensa de salud del animal y de todos los que entren en contacto con éste.

En caso de que un ciudadano requiera más información al respecto, puede comunicarse al Colegio de Veterinarios al 787.283.2840.

LEAVE A REPLY