Nuevas expresiones del Colegio de Médicos Veterinarios sobre caso Barceloneta

1
671

En el día de ayer fue publicado en las redes sociales un vídeo en el que se ve a un oficial de la Policía disparando un “tiro de gracia” a un caballo herido. Los hechos ocurrieron en Barceloneta.
El Colegio de Médicos Veterinarios de Puerto Rico emitió ayer mismo expresiones al respecto en las que el interés principal era consignar que las imágenes captadas mostraban que el oficial había cumplido con el protocolo indicado en la Ley 154 del 4 de agosto de 2008. Con esto nos referíamos a que  se nota que se marcó un perímetro, que no había personas cerca o en riesgo cuando se disparó el arma, que el oficial estaba adiestrado para cumplir con la ley y también asegurar que el animal tuviera una muerte inmediata para no prolongar su sufrimiento y que el tiro fue certero.
Sin embargo, no consignamos en nuestro comunicado que supiéramos  si se había cumplido con el resto del protocolo que precede al tiro de gracia por falta de información en el momento. Aunque aclarábamos que el vídeo podía llevarnos a concluir que había sido de ese modo. En el día de hoy queremos reiterar que sí la Policía cumplió con el protocolo de llamar y contar con la autorización de un veterinario para dar el tiro de gracia como corresponde por ley. El veterinario actuó responsablemente ante el panorama clínico que presentaba el animal y también lo hizo así el oficial policiaco.
Es importante que la ciudadanía sepa que el Colegio habría sido el primero en hacer públicamente la denuncia de maltrato animal si eso hubiera ocurrido. Lo hemos hecho antes y lo haremos siempre que sea preciso. Nuestra institución tiene cero tolerancia con el maltrato animal y con la violación de las leyes que les protegen. No es correcto adjudicarles a los oficiales de la policía intención criminal en estos casos.   Los veterinarios, rescatistas y los ciudadanos comprometidos con el respeto a la vida han dado en este país una dura batalla para tener una ley de avanzada contra el maltrato animal.
En esta ocasión deberíamos atender con la misma intensidad aquello que no se ha mencionado. Alguien debió ser dueño de ese animal herido. Alguien falló como custodio. Hubo otro alguien que arrolló o hirió a ese animal y no hizo lo necesario, ni lo humanitario ni lo correcto, y lo dejó abandonado. Este es el espacio de denuncia que debemos abrir y enfatizar. En el pasado se han planteado posibles remedios para otorgar responsabilidad a los dueños, entre ellos un registro de animales.
Por décadas ha habido esfuerzos para adiestrar y crear conciencia en la Uniformada y el resto de las autoridades sobre la importancia del cumplimiento de la protección de los animales. Esos policías adiestrados para dar los tiros de gracia han sido en muchísimas ocasiones nuestra primera línea de defensa contra el maltrato. Es importante que esto se diga porque no queremos llevar el mensaje equivocado de que por cumplir con la ley, y tomar la medida humanitaria correspondiente serán desprestigiados o criticados como consecuencia de la falta de información y entendimiento de la ley.
También es importante orientar al pueblo sobre lo irremediable que puede ser en un equino sufrir una fractura severa en el que incluso el hueso queda expuesto, como se ha confirmado que fue este caso. La proyección de recuperación de un animal grande (large animal) con una fractura de este tipo, es muy distinta al panorama de una fractura en el caso de una mascota como gatos o perros.
Al mismo tiempo reconocemos que la eutanasia es un proceso y remedio legítimo pero controversial, por lo que siempre debe haber el espacio para la discusión pública en la que se puedan presentar argumentos clínicos y legales desde la perspectiva de los peritos en cada campo. Los ciudadanos también pueden añadir al debate público sus criterios y preocupaciones, que pueden estar basadas en experiencias, creencias religiosas, morales o de cualquier tipo. Un país que reflexiona sobre sus preocupaciones, es un país maduro. Como también lo es el país que cumple con sus leyes.
Agradecemos que tanto los medios como el pueblo le hayan prestado tanta atención a este caso, porque refleja que hemos avanzado notablemente en nuestra sensibilidad y solidaridad con los animales. Por eso es que estas situaciones son una oportunidad valiosa para educar sobre estos temas, que el bienestar animal tiene muchos más ángulos que rescatar mascotas, que nos enfrentamos a una sociedad que debe estar lista para dar los próximos pasos y continuar así creando legislación que nos permita atender los problemas de la población animal en general.
A nosotros como institución lo que nos corresponde es eso, educar, aportar conocimiento y argumentos.
Hace una década era impensable que el maltrato animal o si quiera la sospecha o la percepción (aunque fuera equivocada como en el caso del oficial) ocupara una primera plana en la web o prensa escrita y fuera uno de los temas principales en los noticiarios. Gracias a ese trabajo de esfuerzos legislativos, de medios y participación ciudadana, hoy los animales tienen “voz” y también hay gente dispuesta a escucharla.
Para beneficio de aquellos que no tengan el artículo de ley, aquí lo reproducimos nuevamente.
Artículo 13. –Eutanasia
a. La terminación de la vida de un animal sólo puede llevarse a cabo por un veterinario o por personal adecuadamente adiestrado y bajo la supervisión de un veterinario, mediante las técnicas aprobadas por el AVMA (American Veterinary Medical Association) y cumpliendo con las disposiciones de las leyes: Ley 194 de 4 de agosto de 1979, Ley 247 de 3 de septiembre del 2004, y Ley 4 de 23 de junio de 1971, según enmendadas.
…
d. Situaciones de emergencia:
i. En situaciones de emergencia, en las que se trate de un animal de tamaño tal que no se pueda transportar, la persona encargada o que encuentre al animal debe comunicarse con el Cuartel de la Policía más cercano para que un oficial se comunique, a través del Centro de Mando de la Policía, directamente con un veterinario de su región. En caso de que el veterinario esté imposibilitado de llegar al lugar, y luego de una descripción detallada por parte del oficial policíaco de las condiciones del animal, el veterinario lo podrá instruir para que éste le dé una muerte compasiva al animal por medio de un “tiro de gracia”. Toda aquella persona que no esté autorizada y dé muerte a un animal, cometerá delito grave de cuarto grado.

1 COMMENT

  1. Que suplemento o vitaminas recomendable para abrir apetito en camino ya que mi chiquita tiene lo mejor en alimento por no mencionar marca y siempre a sido una odisea para que coma pasan hasta tres a cuatro día sin comer y cuando lo misticamente. Se le da sólo un puñado en am, no come se le quita y se le pone pm por 15 minutos.

LEAVE A REPLY