Juegos interactivos y sencillos con tu perro

0
2217

Inventar juegos con tu perro es fácil y sencillo. Solo tienes que dedicarle tiempo para que aprenda. Además, la mascota y tú se beneficiarían física y emocionalmente.

De acuerdo con la entrenadora profesional de perros certificada (CPDT-KA), Sheyla Gutiérrez, el entrenamiento de una mascota puede convertirse en un juego si lo mantienes divertido. Mediante los juegos, promueves la relación entre perro y dueño y que pueda responder con rapidez a tus comandos.

Primero, ella exhorta a acostumbrar al perro a juguetes interactivos que fomenten la curiosidad. Es importante jugar por lo menos 15 minutos al día con él. De esos 15, debes jugar 5 minutos sin juguetes para que el perro te valore a ti y no simplemente a los juguetes.

Juegos o ideas recomendados

  • Jugar al ESCONDER – Al principio, el perro ve que te escondes. Desde ese escondite, lo llamas y cuando te encuentra, juegas, lo premias y le haces fiesta.  Con el tiempo, te escondes sin que te vea y lo llamas para que te encuentre por voz.
  • CHICO PARALIZADO “FREEZE FRAME” – Aquí juegas con el perro exaltándolo, y de momento te detienes y le pides que se siente, acueste o dé la patita, lo que sea. El juego no continua hasta que lo haya hecho. Cuando realice lo pedido, lo premias y continuas con el juego que lo emociona.
  • BUSCA / RASTREA – Los juegos con la nariz son excelentes para ayudar a calmar perros agitados en días de lluvia, ya que el olfatear es bien relajante para los perros.  Primero, le enseñas el premio o galletita para que lo huela, y con él mirando, colocas la galletita detrás de un cojín o debajo de una silla donde pueda agarrarlo fácilmente. Le dices, “búscalo”, al mismo tiempo que lo entusiasmas a que lo busque.  Poco a poco lo escondes más y más difícil, y sin que te vea.  La versión AVANZADA de este juego, es que el perro pueda buscar objetos -no solo su premio- por rastro, y que haga un “stay” en otro cuarto mientras escondes el objeto.  Este juego puede convertirse fácilmente en “busca las llaves / leash / medias” etc., lo que puede ser muy útil para el dueño.
  • PUPPY PUSH UPS – Este es un juego simple de entrenamiento.  Básicamente ayudas al perrito a hacer sit / down / sit corridos y en secuencias, y ver cuántos puede hacer sin parar antes de premiarlo.
  • CLÁSICOS “RETRIEVING” Y “TUG” – Promueven el trabajo cooperativo con el dueño y puedes establecer varias reglas para enseñar control al perro, como sentarse antes de buscar el juguete, sentarse al traerlo, soltar cuando se le dices, etc.
  • PISTAS DE OBSTÁCULOS CASERAS – El tope de un sofá puede ser tremenda viga de balance para muchos perros. Un palo de escoba o pared corta, puede usarse como salto. Cajas o muebles pueden ofrecer obstáculos que el perro tiene que escalar o pasar por debajo. ¡El límite es la creatividad!  Le crea al perrito confianza, balance y condición física.
  • TOCO PALO y A QUE NO ME COGES – Jugar a perseguir puede ser muy bueno, y fomenta al perrito estar pendiente a su dueño.  Puedes crear carreras hasta un juguete, y si el perrito gana (debes dejarlo ganar al principio, en lo que entiende el juego) juga “tug” o lo dejas celebrar con el juguete.  Lo mismo puedes hacer con premios y comidas. Haz una carrera, si el perrito gana, lo dejas comer. Si pierde, tratas de nuevo.  Toco Palo, lo juegas con la camita, mandando al perro a su cama y el primero en llegar, gana premio.
  • ROUND-ROVER RECALLS – Se juega con varias personas y miembros de la familia. Llamas al perrito (uno a la vez) de un lado a otro, de persona a persona. Lo premias con juego, sobo o galletita cuando llega donde la persona que lo llama.

Comparte los juegos que inventas con tu perro en www.facebook.com/petidpr

 

LEAVE A REPLY