El Colegio de Médicos Veterinarios de Puerto Rico reacciona a vídeo de tiro de gracia a caballo en Barceloneta

2
855

En el día de hoy se ha publicado en las redes sociales un vídeo en el que se ve a un oficial de la Policía le dispara un “tiro de gracia” a un caballo que lucía herido. Los hechos ocurrieron en Barceloneta.

El Colegio de Médicos Veterinarios de Puerto Rico, con el interés de orientar a la ciudadanía, reacciona tanto al vídeo como a muchos de los comentarios que este ha generado en la Internet.

En primera instancia es preciso reconocer que imágenes como estas provocan fuerte impresión e incluso despierten emociones. Esto seguramente es la razón principal por la que la publicación del vídeo cuenta con cientos de comentarios. Lo cierto es que esa avalancha de reacciones es un hecho alentador en cierto sentido. Esto porque denota que en nuestro país se va cada vez más valorando como se debe la vida animal en todas sus manifestaciones.

Sin embargo, muchos comentarios de ciudadanos son destemplados. Es muy posible que esto se deba precisamente a un desconocimiento de la Ley 154 de 2008, que en uno de sus artículos estipula lo que es el tiro de gracia, cómo y cuándo esto es entendido como una práctica legítima, legal y humanitaria. El tiro de gracia es una figura contemplada en la ley y tiene el firme propósito de evitar el sufrimiento animal.

En este momento, el Colegio no cuenta con todos los datos que rodean estas circunstancias, por lo que, como institución tenemos la responsabilidad de no emitir omitir opiniones desinformadas.  Es por ello que nos limitamos a reaccionar solo ante lo que queda evidenciado en el vídeo. En este parece haberse cumplido cuidadosamente lo estipulado por ley, en cuanto a destreza del oficial y la muerte inmediata del animal que estaba en sufrimiento. No nos es posible afirmar que se haya cumplido con la llamada a un veterinario que evaluara el caso y autorizara el tiro de gracia.

Sin embargo, al ver la destreza cuidada del oficial en el acto grabado, que requiere de indudable destreza y adiestramiento, entendemos es muy posible que la Policía haya cumplido con el resto del protocolo y nos cuidaremos de hacer cualquier expresión que critique sin fundamento la gestión del oficial en el cumplimiento de la Ley 154 de 2008.

El Colegio no cuestiona las opiniones de los foristas de las redes sociales, sino que sólo puede aportar brindando la información sobre la ley aplicable para que los ciudadanos emitan sus opiniones de manera informada. El tema de la eutanasia como método clínico para evitar el sufrimiento extremo puede ser controversial y siempre es válida la discusión pública. Pero es preciso ser cuidadosos a la hora de insinuar o imputar   ilegalidad o comisión de delito.

Aquí proveemos la cita directa del artículo de la Ley 154 que  regula la práctica del tiro de gracia en situaciones de emergencia. Esperamos con esto aportar información valiosa que sirva para educar a la ciudadanía y también para hacer accesible herramientas que aporten a una discusión respetuosa, crítica y reflexiva sobre este importante tema de la eutanasia que toca tanto los aspectos clínicos como los humanitarios.
Aquí la cita directa del artículo correspondiente de la ley:
Artículo 13. –Eutanasia
a. La terminación de la vida de un animal sólo puede llevarse a cabo por un veterinario o por personal adecuadamente adiestrado y bajo la supervisión de un veterinario, mediante las técnicas aprobadas por el AVMA (American Veterinary Medical Association) y cumpliendo con las disposiciones de las leyes: Ley 194 de 4 de agosto de 1979, Ley 247 de 3 de septiembre del 2004, y Ley 4 de 23 de junio de 1971, según enmendadas.
d. Situaciones de emergencia:
i. En situaciones de emergencia, en las que se trate de un animal de tamaño tal que no se pueda transportar, la persona encargada o que encuentre al animal debe comunicarse con el Cuartel de la Policía más cercano para que un oficial se comunique, a través del Centro de Mando de la Policía, directamente con un veterinario de su región. En caso de que el veterinario esté imposibilitado de llegar al lugar, y luego de una descripción detallada por parte del oficial policíaco de las condiciones del animal, el veterinario lo podrá instruir para que éste le dé una muerte compasiva al animal por medio de un “tiro de gracia”. Toda aquella persona que no esté autorizada y dé muerte a un animal, cometerá delito grave de cuarto grado.

2 COMMENTS

  1. Entiendo que el oficial actuó bien, considerando que es casi imposible conseguir un veterinario que esté dispuesto a eutanizar a un caballo, primero porque el dueño del caballo nunca aparece, segundo, los municipios no cuentan con veterinarios contratados para atender este tipo de caso y tercero porque la mayoría de los vet, no están dispuestos a dejar su oficina, muchas veces ni pagándoles. Es preferible el tiro de gracia, pero creo que el CMV debería envolverse en entrenar a algunos oficiales para realizar este procedimiento de manera humanitaria y sin sufrimiento para el animal.

LEAVE A REPLY