Corte de vuelo

0
1891

por Armando G. Burgos-Rodríguez, D.V.M., A.B.V.P.-Avian

El vuelo es un instinto natural del ave y debe ser conservado lo más posible. Desafortunadamente, no muchas personas tienen el espacio para permitir vuelo y no es seguro tener a un ave volando por la casa o el apartamento. El propósito principal del corte de vuelo es evitar que la mascota pueda escaparse o vuele contra una pared, abanico, puerta o ventana. Un ave con el vuelo cortado puede ser más manejable. No todo los cortes de vuelos son iguales y varían dependiendo del tamaño del ave. Además, hay diferentes maneras de cortar el vuelo eficientemente.

Aves pequeñas. Se deben cortar las últimas 10 plumas (primarias) de afuera hacia adentro a nivel de las plumas coberteras en ambas alas. En ocasiones las plumas secundarias son cortadas, y esto no es necesario.
Aves de más peso. A las African Greys y Amazonas, por ejemplo, sólo se les deben cortar las últimas 4 a 6 plumas primarias. Si se cortan más se corre el riesgo de que el ave caiga abruptamente y se lastime.
Corte cosmético. Además de los cortes tradicionales existen cortes cosméticos, donde se dejan intactas las últimas dos plumas primarias y se cortan las demás. Este corte se usa mucho en aves con plumas coloridas como los Guacamayos. En estos casos, el ave aparenta tener su vuelo pero en realidad no puede volar.

Una vez el vuelo sea cortado, el ave, al intentar volar, debe caer suavemente. Al cortar las plumas nunca se debe hacer sólo un ala, ya que el ave estará desbalanceada y se puede lastimar.

Existen plumas en crecimiento, o de sangre, estas no deben ser cortadas. Además, se debe dejar una pluma intacta al lado de esta pluma de sangre para protegerla contra trauma. De cortarse una pluma de sangre, la pluma entera debe ser arrancada de raíz, sino el ave continuará sangrando. Esto es incómodo para las aves y se recomienda que la lleve a su veterinario para evaluación.

La frecuencia con la cual se hace el corte de vuelo depende del tiempo en el cual el ave muda sus plumas, esto puede ser cada 4 a 6 meses.

El autor es veterinario de aves y animales exóticos en la Clínica Veterinaria San Agustín. Para más información llama al 787-759-8433.

LEAVE A REPLY