Ansiedad por separación en perros

0
1625

La ansiedad por separación es un problema emocional muy común hoy día. Un perro diagnosticado con este desorden siente pánico cuando su guardián sale del hogar. Algunos casos son tan graves que al encontrarse solo el animal se hace daño tratando de escapar.

Únicamente con las estrategias correctas podemos encontrar una posible solución a este desorden.

Síntomas de la ansiedad por separación:

  • Cuando estás por salir tu perro…
    • te sigue desesperadamente por toda la casa.
    • comienza a salivar.
    • llora.
  • Cuando estás fuera de casa tu perro…
    • hace sus necesidades fuera de lugar.
    • muerde los muebles.
    • trata de escapar al punto de hacerse daño.

¡OJO! Si notas que tu perro puede estar lejos de ti sin ponerse nervioso pero cuando llegas a la casa ha hecho fiesta con los muebles, o ha hecho sus necesidades por todas partes, es muy probable que sufra de aburrimiento. Consulta con un entrenador de perros para identificar y tratar esta condición.

Para calmar la ansiedad por separación:

  1. Ejercítalo. Muchos de los perros que sufren de esta condición son nerviosos o hiperactivos y necesitan más ejercicio de lo normal. Antes de salir, paséalo o tírale el juguete hasta que se canse.
  2. Limita su área para que no corra peligro. Algunos perros se quedan más tranquilos en sus jaulas.
  3. Créale ambiente. Cuando salgas de la casa déjale un radio o el televisor prendido, juguetes, suficiente agua y un abanico.
  4. Déjalo ocupado. Los perros, en especial si son jóvenes, deben tener muchos juguetes. Es ideal tener una variedad, entre ellos huesos duros y juguetes ahuecados donde le puedes meter comida para entretenerlo.
  5. Confúndelo. Los perros saben cuando vamos a salir por nuestra rutina: nos ven cogiendo las llaves, la cartera o apagando las luces. Aprovecha un día que no tengas que salir a trabajar y haz la rutina en diferentes momentos del día aunque no salgas de la casa. El perro dejará de asociar este comportamiento con tu salida y no se pondrá tan nervioso a la hora de la verdad.
  6. Entrénalo. Los perros entrenados por lo general tienen más confianza en si mismos y en sus guardianes. Recuerda que es muy importante que lo practiques diariamente.
  7. Un compañero. Si tu mascota se lleva bien con otros perros, y tienes el tiempo y presupuesto, ésta es una posible solución. Antes de adoptar otra mascota, intenta dejarlo con otro perro (de un vecino o familiar) para ver si se queda tranquilo cuando no estás.
  8. Déjalo en el cuido o contrata a alguien que lo pasee durante el día.
  9. Acostúmbralo desde joven. En ocasiones cuando el perro llega a la casa muchos guardianes lo llevan para todas partes. El resultado de esto puede ser que el día que le toque quedarse solo no lo acepte y se ponga ansioso.
  10. Consíguele un compañero. Adoptar un perro para que le haga compañía es una posible solución a este desorden. Te recomiendo que cuides el perro de un familiar o amistad para ver si tu perro se queda tranquilo cuando está acompañado.

Los que hemos tenido perros con ansiedad por separación sabemos que es similar a tener un grillete. Lo más importante  en estos casos es un guardián paciente. Por usual estos perros son extremadamente cariñosos, dales todo el amor que necesiten, que el cariño nunca está de más.

LEAVE A REPLY