Acuario de agua salada | cómo montarlo

0
1422

El acuario de agua salada puede acercarnos al mar y facilitarnos un viaje personal a ese mundo hermoso, fascinante y a la vez misterioso, donde encontraremos una explosión de formas y colores que nos cautivan. Éste es el lugar donde comenzaron todos los procesos de vida de nuestro planeta.

Considera el acuario de agua salada como un pedacito del mar en tu hogar, un ecosistema que proporciona un hábitat a invertebrados, algas, peces y corales que coexisten en armonía en un ambiente equilibrado. Lograrlo depende totalmente de nosotros. Necesitamos mucha paciencia y buena orientación dirigida a que las especies que habitarán el acuario puedan desarrollarse adecuadamente. El tiempo que tarda en madurar el ciclo de agua es de aproximadamente cuatro semanas. Es importante dar este periodo de espera para tener éxito y no tropiezos.

¿Cómo vamos a establecer nuestro acuario?

Primero, escoge una tienda especializada y responsable, donde además obtener equipo te orienten adecuadamente, te brinden especies saludables e idóneas al sistema que quieres establecer en tu acuario y que supla tus exigencias como acuarista. Otra recomendación, adquiere publicaciones, libros o revistas acerca del tema para mantenerlas de referencia. Puede que algunos encuentren una pequeña limitación dado a que la mayoría de las revistas y libros accesibles en Puerto Rico son en inglés, pero esto es otro reto que deberás vencer como lo es tu acuario de agua salada.

Equipo adecuado para comenzar tu acuario de agua salada:

  1. Tanque (pecera) de 20 galones (24”x12”x16”) con
    su tapa de iluminación fluorescente.
  2. Filtro con removedor de proteína.
  3. Termómetro.
  4. Hidrómetro (medidor de densidad y gravedad especí fica).
  5. Set básico de pruebas (amonia, nitrito, nitrato, pH).
  6. Mezcla de sal marina para 20 galones
  7. Empaque de 20 libras de arena viva o coral
    molido.
  8. Bacterias (envase de 8 onzas).
  9. Acondicionador para el agua (removedor de cloro y
    cloramina).
  10. Power head (170 GPA).

Antes de montar tu acuario de agua salada

  1. La localización del acuario, debe ser un lugar alejado de ventanas y equipos eléctricos, un área fresca, de buena ventilación. Asegúrese que el acuario quede colocado en una mesa sólida y nivelada que soporte todo el peso del acuario y sus componentes.
  2. Enjuague el acuario y el equipo que lo necesite con agua fresca solamente, no utilice ningún tipo de detergente. [Puede usar sal marina].

Preparación del agua para acuario de agua salada

Llene el acuario con tres cuartas partes (3/4) de agua, si fuese posible filtrada con osmosis reversible. Puede utilizar el agua directamente del grifo, de la pluma, añada la dosis de acondicionador que requiera el acuario siguiendo las indicaciones del producto. Esto eliminará el cloro, la cloramina y suavizará los metales pesados. Luego agreque media taza (1/2) de sal por cada galón de agua aproximadamente. Comience a mezclar. Puede utilizar el Power head para facilitar el trabajo. El agua se tornará de color blanco por la sal. Luego de unos minutos mezclando el agua se aclara al disolverse la sal, luego deposite la arena. Vacíe todo el contenido incluyendo el agua que trae la bolsa, si utiliza arena viva. El nivel del acuario debe haber aumentado por el volumen ocupado por la arena, complete lo que resta del nivel con agua dulce. Conecte el sistema de filtración, asegúrese que todo funciona correctamente, deje el acuario filtrando por 24 horas. Mida la densidad del agua nuevamente. En este momento se obtiene una lectura más exacta debido a que toda la sal se ha disuelto. Debe leer 1.023. Realice la prueba de pH. Debe estar entre 8.2 y 8.4, lo ideal es 8.2 de pH. Si hay que hacerle alguna alteración al agua o al pH, éste es el momento de hacerlo. Utilice los “buffers” que son los ajustadores del pH. Si fuese la densidad, se agrega sal si está muy baja; de lo contrario, si tiene sal de más, saque agua y añade agua dulce.
Luego de estos ajustes, espere 24 horas más antes de continuar con el procedimiento que sigue. Al día siguiente, luego de pasadas esas 24 horas, puede añadir una pulgada de pez por cada cinco galones, durante las siguientes cuatro semanas, éste será el periodo del ciclo. Durante este periodo debe añadir la dosis correspondiente de bacterias, debido a que ya introdujo los primeros peces. No olvide monitorear el acuario realizando las cuatro pruebas básicas: pH, amonia, nitritos y nitratos. Si hace este procedimiento paso a paso, no tendrá problemas al establecer el acuario de agua salada. Todo depende de usted. En otro artículo, brindaremos más información sobre este fascinante tema, los acuarios marinos. ¡Suerte!
Por – Ramón Flores Ortíz es el Gerente de Gerente de Pet Paradiso.

LEAVE A REPLY