¡MI PERRO LADRA, LADRA Y LADRA!

0
2486

por Mariel Calderón Álvarez

Es normal que un perro ladre cuando pasa alguien frente a la casa, cuando está jugando o cuando se siente amenazado, pero, cuando un perro ladra en exceso, puede alterar nuestra paz y la de nuestros vecinos.

Aquí algunas de las razones por la cual los perros ladran en exceso:
Aburrimiento. Cuando a un perro le falta ejercicio o atención, canaliza sus energías de otras maneras, ya sea mordiendo, intentando escaparse o ladrando.
Falta de rutina. Como animales sumamente rutinarios, los perros esperan su comida y su paseo a ciertas horas diariamente. Si recientemente tu perro comenzó a ladrar en exceso, es muy probable que ha habido un cambio de rutina en el hogar. Tal vez comenzaste un trabajo nuevo o hay un nuevo miembro en la familia.
Instinto. Hay razas de perros que ladran más que otras. Por ejemplo, algunos perros de pastoreo como los Shetland Sheepdogs y algunos perros pequeños como los Malteses tienden a ser más vocales que otros.
Costumbre. Muchas veces los guardianes entrenamos a nuestro perro a ladrar en exceso sin darnos cuenta. Cada vez que el perro ladra lo sobamos o le hacemos gracia. Ésto es simpático cuando se trata de un cachorro, pero cuando se trata de un perro adulto deja de serlo.

Posibles soluciones:
Ejercitarlo. Es recomendable sacarlo a pasear diariamente varias veces al día y practicar ejercicios de obediencia básica durante el paseo. También debes sacar tiempo para jugar con él todos los días.
Rutina. Evalúa tu situación personal y las necesidades de tu mascota, y establece una rutina a la que te puedas acoger siempre.
Entrenamiento. Cada vez que tu perro ladre en exceso desvíale la atención mandándolo a sentar o a acostar. Luego felicítalo cuando haya parado de ladrar.

Recuerda, si tu perro ladra no le grites esto sólo agravará la situación. Consulta con un entrenador de perros para que te ayude a resolver este problema.

SHARE
Previous article¿Torción gástrica?
Next articleLey 154

LEAVE A REPLY